Rusia y Arabia Saudí jugarón el pasado 14 de junio en el estadio Luzhniki de Moscú, tras la ceremonia inaugural con Robbie Williams, Iker Casillas o Ronaldo Nazario como protagonistas, y discursos solemnes del presidente local Vladimir Putin y del presidente de la FIFA Gianni Infantino, dando inicio al Mundial Rusia 2018.

Fue el primer partido de los 64 partidos que finalizarán 15 de julio para proclamar al nuevo campeón del mundo. Comandados por Aleksandr Golovin, que dio la asistencia a Gazinsliy en el primer gol del Mundial. El equipo ruso dejo la vara alta y altas expectativas en el partido que se jugara entre Uruguay y Egipto.

A sus 22 años, el centrocampista del CSKA de Moscú, Aleksandr Golovin, estaba siendo noticia estos días por el interés de la Juventus de Turín en su fichaje. Ayer ha sido el auténtico motor ofensivo de Rusia, con dos asistencias de gol y una importante participación en la jugada del segundo tiempo.

About the author