Cumplimos 10 años de aniversario de la región de Los Ríos, instancia que sin duda es una tremenda oportunidad de evaluar lo que hemos hecho hasta ahora como territorio, pero también para proyectar una región con mayor cohesión social y progreso armónico. Un elemento crucial que necesitamos de una vez por todas es la descentralización para tener la oportunidad decidir sobre lo que nos pertenece a todos. Queremos que ésta no sea sólo sea una aspiración técnica que brinde más democracia territorial, sino que una real transferencia de competencias graduales y de acuerdo de las capacidades de los territorios regionales.

Y es que en la región de Los Ríos hemos dado muestras que tenemos las capacidades técnicas y la fuerza social para articular avances en materia de participación con pertinencia local. Una de ellas es el ejercicio práctico vinculante de participación ciudadana impulsado por el ex intendente Egon Montecinos, incorporando la idea del FRIL Participativo, donde la ciudadanía puede decidir el destino del 30% de los recursos de una partida presupuestaria de recursos del Gobierno Regional. Es un claro ejemplo de cómo la participación ciudadana se puede implementar dentro de la institucionalidad vigente; y que sólo era necesario la aplicación de voluntad política para poder ejecutarlo. Quisiéramos que ese porcentaje vaya avanzando  para otorgar equilibrio en materia de decisiones.

Somos una región con mucho capital de innovación y sé que es posible que – en un contexto de pérdida de confianza entre la ciudadanía y las autoridades e instituciones- avancemos sumando a la innovación en nuevas formas de gobernanza colaborativa que permitan diseñar e implementar políticas y herramientas en la gestión pública de forma coordinada. En el día de hoy ya no están vigentes los liderazgos verticales- a propósito del centralismo- sino que hay una necesidad por abrir espacios a otros tipos de enfoque que promuevan la inteligencia colectiva, poniendo como protagonistas y centro de la solución a las personas para que puedan ellas ser parte de la determinación de las decisiones que se toman en su territorio, que lleven plasmadas su opinión.

Tomo como desafío y compromiso con la comunidad y con las y los dirigentes sociales a que se empoderen de los instrumentos de participación ciudadana para seguir profundizando nuestra democracia regional; trabajar colaborativamente; buscar y explorar nuevos mecanismos que nos permitan que el valor de la voz de la comunidad se tome en cuenta en su entorno. Es así como la participación ciudadana es esencial para el desarrollo de los pueblos y que además nos permitirá renovar la confianza y estrechar lazos genuinos entre ciudadanía y autoridades. 

Tengo la convicción de que es posible contar con un Consejo Regional innovador que trabaja, con, desde y para las personas de nuestra hermosa región de Los Ríos y de la mano de los dirigentes sociales, actores clave para el desarrollo y fortalecimiento de la democracia.

Ingresa a Facebook para comentar

comentarios

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here